RESTRICCIONES A LA ESCALADA EN LA ZONA DE ATXARTE

La diputación restringe la escalada en Urkiola para proteger a las aves rapaces. Las restricciones afectan al Alluitz y Mugarra, donde habitan entre 30 y 40 parejas de buitres leonados. Sólo se escalará de septiembre a diciembre ambos meses incluidos.

   El resto de las zonas de escalada no tienen ninguna restricción, al menos por ahora. La Diputación ha colocado varios carteles en el parque natural advirtiendo de ello. Según la Diputación cuentan con el apoyo de la Federación Vizcaína de montaña, pese a lo cual intentarán concienciar al colectivo de escaladores para cumplir la nueva normativa.
   La multa a un escalador por incumplir la nueva normativa podría ir de 60 a 600 euros. En el caso de tratarse de algo más grave, como robo de huevos, destrozo de nidos, dar muerte a una rapaz, etc. la multa puede llegar a ser de 300.000 euros.

    RAPACES EN EL PARQUE NATURAL DE URKIOLA:

    Halcón peregrino                                  Buitre leonado
    - Puesta: en marzo                                              - Puesta: en febrero
    - Presencia: todo el año                                      - Presencia: todo el año
    - Número de parejas: 3 o 4                                - Número de parejas: 30 o 40
    - Estado: vulnerable                                           - Estado: fuera de peligro
    - Peligros: expolio de nidos y caza                      - Peligro: venenos y caza

     Chova piquigualda                               Alimoche
     - Puesta: abril y mayo                                       - Puesta: comienzos de abril
     - Presencia: todo el año                                    - Presencia: verano
     - Número de parejas: 10                                  - Número de parejas: de 4 a 7
     - Estado: sin catalogar                                      - Estado: vulnerable
     - Peligros: turismo                                            - Peligros: venenos y tendidos

-----------------------------------------------------

   ¿cuantas escaladas se hacen al año en la zona del Alluitz? Hay mucha roca en esa zona como para que el paso de cuatro cordadas por temporada por las cuatro vías (si llegan) que se repiten en esa zona afecte drásticamente a las aves que anidan en esas paredes. Entiendo que los que hacen esas leyes tendrán sus técnicos y entendidos para hacerlas, pero como escalador sólo opino que tiene que haber roca para todos, y que ellos pueden anidar en todos los roquedos y nosotros sólo podemos escalar en ciertas zonas. ¿No serán leyes para quedar bien de cara a la opinión pública? ¿No habría otra forma de asegurar la permanencia de esas especies sin perjudicar al colectivo de escaladores? Me cuesta creer que los escaladores seamos los responsables del exterminio de ninguna especie animal. Incluso podría hacer una larga lista de verdaderos peligros para las aves... y no habría escaladores en ella.

¿Qué opinas tu? Escríbeme y me lo cuentas. Y si quieres pondré tu opinión.

He recibido unos correos, a mi parecer muy interesantes, así que os lo pongo:

De: "Jon" <jon.dur@atc.es>
Para: <webmaster@todoescalada.net>
Asunto: escalada + aves rapaces

Buenos días,

pues después de leer tu oferta de que opinemos sobre el tema de escalada y
aves rapaces no puedo dejar de hacerlo.

Me llamo Jon Hidalgo y llevo más de 20 años pajareando (por ejemplo haciendo
seguimiento de la población de Buitre leonado en Urkiola), algo más andando
en el monte y unos 8 años escalando.

La inclusión de la regulación de la escalada en la normativa que regula las
actividades de Urkiola se incluyó por la presión que, sobre la
administración, ejerció el grupo al que yo pertenezco, la Sociedad
Ornitológica lanius, de Bilbao. Y si no se llega a presionar estate seguro
de que no se habría incluido ninguna limitación. Vamos, que no se trata, ni
de lejos de una maniobra para quedar bien de la administración.

Desgraciadamente la normativa no se cumple (los escaladores trepan y a la
administración le importa un huevo que se escale en cualquier sitio) y a lo
largo de todos estos años he podido comprobar, con pesar, unas cuantas
cosas. La primera es la extinción debido a la escalada de una especie de un
pequeño córvido que tenía su único lugar de reproducción en Mugarra. Y era
la única población que existía en Bizkaia. He visto como han fracasado
numerosos intentos de reproducción de buitre, alimoche o halcón debido a la
escalada. Y he visto como a la inmensa mayoría de los escaladores les
importa muy poco lo que pase a la fauna, protegida o no, es un espacio
protegido (aunque sea de risa) o no. Han sido muchas las ocasiones en las
que he llamado la atención, educadamente, de la legislación vigente o del
problema que supone escalar en algún sitio determinado y el caso que se me
ha hecho ha sido, sistemáticamente, nulo. Y no solo eso sino que en
numerosas ocasiones se me ha insultado y se me ha amenazado.

Que la escalada no es el más grande de los problemas? por supuesto que no,
antes está la política forestal (plantaciones, pistas, fumigaciones, etc),
las infraestructuras, etc, etc. Pero de ahí a negar que la escalada tiene un
efecto muy negativo sobre las especies rupícolas va un trecho. Es una cosa
que hay que admitirla y lo que no se puede hacer es seguir escalando en
sitios donde es peligroso para la fauna al amparo de que la administración
lo hace muy mal. Esto es cierto pero la responsabilidad de afectar a la
fauna cuando se escala es de los escaladores que, por cierto, suelen ir
mucho de ecologistas.

He tenido durante muchos años la intención de reunirme con escaladores para
intentar plasmar un código ético, de marcar zonas para escalar
tranquilamente, y todo ello al margen de una administración que pasa
absolutamente de todo. Pero, desgraciadamente, no creo que el colectivo de
escaladores acceda así que yo seguiré escalando en vías donde no hay
problemas (por ejemplo dejaré La Roja para septiembre ya que hay una pareja
de buitres intentando, a duras penas, reproducirse) y seguiré llamando a la
Diputación cuando vea a gente escalando en Mugarra en época de reproducción.

Esto no es más que un extracto de lo que pienso pero tampoco es cuestión de
que te duermas con esta batalla. En cualquier caso, felicidades por la
página, por las vías, por tus comentarios y también por incluir ese apartado
de "restricciones", tan poco habitual en las reseñas.

Un saludo y para lo que quieras.

Jon

Le respondo:

¡Aupa Jon!
Me ha resultado muy satisfactoria la lectura de tu correo, y por
supuesto no me he dormido leyéndolo.
Como habrás deducido leyendo mi web no tengo ni idea del tema que nos
ocupa, pero aún así sigo sin comprender porque somos tan peligrosos
para esas aves. ¿No cabemos todos en Atxarte, Ogoño, etc? Ogoño, 8kms
de acantilado... escalamos en 500 metros, ¿tanto mal hace a las aves
qué allí anidan el que usemos ese trozo de roca?

pd: y soy el primero que se baja de cualquier vía si ve un nido en
ella, como ya me ha pasado en la Deba, en Egino y en Las Gaviotas.

Me responde:

Aupa,

No me importa en absoluto que pongas el correo en la web sobre todo si con
ello se genera un debate y una autocrítica.

Mira, evidentemente hay pared para todo el mundo y una de las claves del
problema puede ser la falta de información por parte del escalador. Éste,
obviamente, no entiende de aves, ni que especie son, ni que problemas
tienes, ni de su status de conservación, ni nada de nada. sabes de sobra que
lo que nos preocupa cuando escalamos es el grado, la aproximación, el
ambiente, etc. etc.

Por eso, porque hay pared para todos no creo que cueste nada a la gente no
ir a Mugarra entre los  meses de enero y julio (hay buitres, chovas
piquirrojas, avión roquero, etc, en las vías de la cueva, bajo la arista W),
o a la zona de arriba de Amilla (nuevas vías en principio muy duras,
extraplomadas pero ya ampliándose hacia la zona superior donde cría el
buitre y otros bichos), o en La Puerta (donde cría el alimoche) o en La roja
(buitre), en Ogoño (donde la gente no escala más por el riesgo a ser atacado
por una gaviota) o en Muruetagane (donde el intento de asentarse de una
pareja de Alimoche, en peligro de extinción, se fue al traste por la
escalada) y puedo seguir de sobra. Ya hay épocas del año en las que los
bichos no están reproduciéndose y en las que, por lo tanto, la afección
sería menor. Yo creo que sería más interesante decir dónde se puede escalar
sin riesgo. Vamos, que una combinación de donde y cuando se puede escalar
sería fácil de llevar a cabo, dando a la gente muchas posibilidades pero
teniendo siempre en cuenta que  para nosotros escalar es una afición y para
ellos es su vida.

Jon

 

www.todoescalada.net