El Verdón

Vías reseñadas: Les Dalles (sector Malines), Chlorochose (sector Jardin des Ecureuils) - Le Don De L`Aigle (sector Felines).

Les Dalles

El segundo día en el Verdón las previsiones de meteo son mejores, y sólo dan tormentas por la tarde así que nos animamos a escalar algo. Elegimos una vía a la que se accede andando y destrepando por si acaso no somos capaces de salir por arriba tener opción de escape jaja..
Se trata de la vía de “Les Dalles” 280, V+/6a. La vía está equipada con spits, necesitaremos unas 10 cintas y material de reunión, nosotros fuimos con cuerda simple y chapando en algún sitio con cinta larga no tuvimos problemas. En tiempo nos llevó 30 minutos de aproximación a pie de vía y 2:45 la escalada en sí. 
Para acceder a esta vía desde el pueblo cogemos la carretera de las crestas hacia el Chalet de la Maline, (sentido anti horario) una vez pasado el Km 6, justo después de una curva a la izquierda vemos un aparcamiento en el lado izquierdo. Ahí dejamos el coche. Retrocedemos unos metros por la carretera hasta la curva y veremos unos hitos y unas marcas de pintura roja que descienden hacia el barranco.

 La vía en rojo y en azul la aproximación 


Croquis aproximado de la vía:


Vamos siguiendo los hitos y las marcas, con cuidado ya que no es una zona como para resbalarse. Vamos alternando destrepes con trozos de andar y zonas equipadas con algunas clavijas. Si nos vamos fijando en las marcas se sigue bien.



Al final llegamos a una canal que hay que rapelar o destrepar, nosotros encontramos una cuerda fija bastante nueva.


Pasamos bajo la arista de Belvedere (otra vía de similar dificultad) y llegamos al inicio de la nuestra, no hay duda de que es aquí:


El primer largo, 35m. 5b, empieza por una canal herbosillay enseguida hay que pasarse a las placas de la derecha, luego continúa por un diedro y finalmente de nuevo por placa a buscar la reunión a la derecha. 



Segundo largo, 30 m. 5b. Salimos a la izquierda de la reunión y luego ya recto por un diedro a buscar la cómoda reunión detrás de un gendarme. 




Tercer largo, 30m. 5b. Salimos por la izquierda de la reunión por un murito corto pero vertical, luego ya más fácil y salir andando para atravesar una terraza hacia la derecha. Con cuidado con las piedras sueltas, Reunión en el extremo derecho de la terraza.


Yo en la R2, tras el gendarme


Cuarto largo,35m. 5c. Se sube por unas gradas fáciles a la izquierda de la reunión, hacia una bonita y atlética fisura diagonal. Luego terreno fácil ligeramente hacia la derecha, del último seguro hay que atravesar el pilar hacia la derecha. Reunión en una repisa bajo un diedro-chimenea.



Quinto largo, 25m. 5c. Diedro-chimenea vertical a la izquierda de la reunión. Del final del diedro salimos hacia la izquierda, veremos un arbolito y seguimos a la izquierda, no se ve el siguiente seguro. Reunión en el filo de una aristilla.



Sexto largo, 35m. 5c/6a. Se sigue por la arista, se chapa un seguro y nos vamos en travesía a la derecha, luego placa y dulfer muy guapo



Abajo las aguas del Verdon, que siguen marrones de la tormenta del día anterior


Séptimo largo,25m. 5c/6a. Escalamos por el pilar, con un pasito más fino al principio y luego ya más fácil. Nosotros empalmamos con el octavo largo, otros 25m. en un largo de transición para ponernos debajo del último resalte. Reunión en árbol.


Noveno largo, 35m.5c. Salida fina y un poco sobada entre el primer y el segundo seguro, luego y a más fácil, superamos un murito corto y salimos a una terraza, aquí se puede hacer una reunión, nosotros seguimos hasta el siguiente resalte que se supera fácil y reunión en una ancha repisa.
Al pie del último largo



Final de la vía, aquí recogemos la cuerda y en 2 minutos estamos en la carretera junto al coche, es lo bueno de empezar bajando jeje..

Video de la vía:
 


Por la tarde nos vamos al sector del “Jardin des Ecureuils”. Para ello desde la Palud cogemos de nuevo la carretera de las crestas, la D-23 (esta vez en sentido horario) y dejamos el coche en el aparcamiento del Mirador de la Carelle, que es el tercero por el que se pasa. Cogemos el camino que sale a la izquierda del mirador y lo seguimos unos 200 metros hasta que se acerca al borde del barranco. Allí encontramos en un gran bloque los rapeles de “les dalles grises” una de las vías clásicas. Un poco más a la derecha otra línea de rápeles, que es por la que bajamos nosotros. En 4 rapeles nos plantamos en el Jardin des Ecureuils, de donde salen unas cuantas vías.

Inicio de los rapeles


Abajo el río Verdón, cuyas aguas ya van recuperando su bonito color


 

Chlorochose

Elegimos la vía “Chlorochose” 160m. V+ que según leemos aunque es antigua está reequipada y no tan patinosa como la clásica “Dalles Grises”. 


El nombre de la vía está pintado al inicio


Cuarte en el primer largo. Que por cierto está bastante sobado y tiene algo de vegetación, aunque luego irá mejorando. La vía, muy bien equipada va subiendo casi todo el tiempo por diedros y fisuras







A nuestra derecha otra cordada en una bonita vía de placa





Le Don de l’Aigle

Para nuestro último día en el Verdón, elegimos una vía corta, esta vez en el sector Felines.
Le Don de l’Aigle” 160m. 6a+.La vía está equipada con spits al principio y a partir de la mitad del segundo largo con parabolts por lo que con 12 cintas será suficiente. El grado es obligado y la vía es bastante homogénea y mantenida en ese grado, escalada en placa y orientada al sur, por lo que no muy recomendable para días de calor. 

Para llegar aquí desde el pueblo de La Palud sur Verdon, seguimos la carretera D-952 dirección a MoustiersSainte-Marie durante unos 13km, una vez que salimos de lo que es la garganta del Verdón, justo sobre el bonito lago Sainte Croix, dejamos el coche en un amplio aparcamiento a mano izquierda. Veremos carteles que indican la ruta senderista hacia el Col de l’Ane.

Desde el aparcamiento seguimos el sendero hacia dicho collado, en la primera bifurcación seguimos recto dirección a la Palud y poco más adelante abandonamos el camino principal por el que vamos para coger un sendero que sube a la izquierda marcado con hitos. Los vamos siguiendo dirección a la pared, la vía se encuentra a la derecha de la pared, al final hay que hace una pequeña trepada, veremos la inscripción “Le Don” ligeramente grabada en la roca. Unos 30 minutos desde el coche.

El bonito lago de Sainte Croix
 

Al fondo vemos el sector de Felines, a donde vamos a escalar. Vista desde el aparcamiento donde dejamos el coche. 


En la primera bifurcación seguimos recto


Abandonamos el camino principal para coger el sendero que sube hacia la pared


Inicio de la vía, la primera reunión está a la derecha del árbol que vemos arriba. 


El primer largo 35m. 6a, sube recto por la placa hasta darse contra la pared desplomada y ahí se va en travesía a la derecha hacia el árbol. Guapísima travesía de gotas de agua gigantes



Segundo largo,30m. 6a+. Muro vertical y sostenido de agujeros, una vez que chapamos el cuarto spit no seguir a la derecha por unos parabolts, sino que hay que ir a la izquierda hacia otro spit y luego ya seguimos por parabolts y finalmente de nuevo recto. Precioso largo, quizás el más bonito








Tercer largo, 30m. 6a+, seguimos por placa de agujeros y gotas de agua con tendencia a la izquierda, después subimos recto por un pilar del que salimos hacia la izquierda a buscar la reunión junto a un árbol bastante a la izquierda.



Cuarto largo, 35m. 6a+. Bonita travesía aérea a la izquierda y escalada en placa con agujeros







Quinto largo,35m. 6a+. Placa en ascenso hacia la izquierda, luego un poco a la derecha para subir por una aéreo pilar y salir de el de nuevo a la izquierda. 




El descenso podemos hacerlo rapelando o andando.
En caso de querer rapelar de la cima hay que destrepar al collado de detrás de la cima y seguir unos metros hacia la derecha bordeando un espolón para encontrar la línea de rapeles. Son 4 de 20+30+30+40m. El primero hasta la R4 de la vía y los otros ya a la izquierda de la vía según bajamos. 
La opción de bajar andando que es la que elegimos nosotros, por ir sólo con una cuerda y porque además hace viento y no queremos sorpresas. Destrepamos de la cima al collado y seguimos subiendo unos metros por un sendero hasta que encontramos unas cuerdas fijas que nos ayudan a bajar por un corredor terroso e inestable donde el suelo baja con nosotros… Acabamos por salir al sendero por el que hemos aproximado y de ahí ya por camino conocido al aparcamiento. 

Croquis de la vía sacado de Internet


Nos acercamos al lago a refrescarnos y tomarnos algo antes de iniciar el largo viaje de vuelta a casa
Pedaletos y piraguas son las atracción estrella aquí


Mientras algunos más intrépidos saltan desde el puente de la carretera


Y así, entre lavandas, nos despedimos de la Provenza y damos por finalizadas nuestras vacaciones alpinas. 
 

www.todoescalada.net